Li-Fi, ¿ Adios al Wi-Fi ?

tecnologikos-lifi-03
Comparte

Mucho se ha estado hablando en el último año del LiFi, una nueva tecnología destinada a sustituir a las actuales redes WiFi. Hasta ahora este sistema de transmisión sólo había sido probado en laboratorios, pero hoy por fin se han conocido los resultados de la primera prueba en un entorno real, y no podrían haber sido más espectaculares: su velocidad es 100 superior a la del WiFi.

Las Visible Light Communications (VLC) o Comunicaciones por Luz Visible, también conocidas simplemente como Optical WLAN o Li-Fi, son una tecnología de comunicación óptica llamada a sustituir las actuales redes WiFi. La principal diferencia entre ambas es que siendo las dos ondas electromagnéticas para transportar los datos, la LiFi lo hace a través de la luz visible y no por microondas.

tecnologikos-lifi-02

De esta manera, con sólo instalar un modulador cualquier bombilla LED podremos hacer que esta sea capaz no sólo de dar luz, sino también de transmitir datos. Los dispositivos receptores tendrán que tener instalado un fotodiodo receptor para establecer una comunicación bidireccional. En resumen, que podremos hacer que sean las bombillas de nuestra casa las que hagan de router para nuestros gadgets.

También sería útil al volante. Ya estamos viendo una nueva generación de coches autónomos, por lo que es sólo cuestión de tiempo que puedan utilizarse sus faros LED para que se comuniquen entre ellos. Incluso el alumbrado de las carreteras podría permitir crear una gigantesca red de transmisión de datos para una circulación inteligente.

tecnologikos-lifi-01

El hecho de conectarse a Internet a través de las bombillas también puede ser útil por ejemplo en los comercios. Imaginaos que al conectarnos a la red interna de una tienda podamos tener acceso a los datos de su catálogo o recibir ofertas. ¿No sería algo revolucionario para el marketing? También se ha estado probando en algunos medios de transporte como los aviones.

Sea como fuere, el LiFi ya empieza a salir del laboratorio para dar sus primeros pasos en el mundo real. Unos pasos que aun tienen un largo camino por recorrer, pero que sin duda podrían servir como aliciente para que cada vez más empresas apuesten por esta tecnología. No me cabe duda de que el año que viene oiremos hablar mucho sobre este tipo de conexiones.